Evita que nazcan más

Si tienes un perro o gato, controla sus celos y toma las medidas adecuadas para que no críen. No todos los que nacen llegan a tener su oportunidad, la mayoría acaban abandonados y posteriormente sacrificados en perreras. Los refugios de las protectoras están saturados, allí no caben más.


¡ESTERILIZADA A TU PERRO O GATO Y EVITARÁS EL SACRIFICIO DE MILES DE ANIMALES SIN HOGAR!




¿Qué es esterilizar o castrar a un perro o gato?. Esta operación siempre debe ser realizada por un veterinario, sometiendo al animal a anestesia general. El proceso es diferente dependiendo si se trata de un macho o una hembra pero, en ambos casos, el objetivo es eliminar definitivamente el celo y la reproducción del animal.

¿En qué consiste esta intervención?
Para las hembras, consiste en la extirpación de los ovarios y el útero (ovariohisterectomía), mientras que si se trata de un macho, se procede a la extirpación de los testículos (castración).

¿Qué razones hay para castrar o esterilizar?.
Evitar nacimientos no deseados. Evitar sensaciones de estrés e intentos de fuga en machos cuando hay cerca hembras en celo. Evitar embarazos psicológicos en hembras, además de piometria y posibles tumores mamarios. En los machos se reduce la probabilidad de tener tumores (en testículos, glándulas hepatoides y perianales) y quistes prostáticos. Evitar sangrados de las hembras durante el celo.

¿Le quitaré a mi perro o gato el placer sexual?.
Generalmente las hembras tan solo aceptan la monta del macho cuando están en celo. El resto del tiempo se muestran reacia, incluso agresivas con el macho. Por otro lado, tu animal desarrollará comportamientos anormales (en el caso de perros: montar hembras que ni siquiera están en celo, incluso a otros machos, cojines, y hasta tu pierna, estará más ansioso, pudiendo propiciar peleas con otros machos; si es un gato marcará constantemente con su orina muebles, cortinas etc.) Puede que pienses que "mejor" se desahogue con una hembra pero ¿y qué pasará con los cachorros que nazcan? Te invitamos a llegar a la última pregunta de esta sección.

¿Engordará, le cambiará el carácter...?.
En cuanto al peso, si tu animal come adecuadamente y hace ejercicio a diario, ten por seguro que no engordará. Respecto al carácter, todo seguirá igual...tan solo notarás que se reduce el marcaje y bajará su estrés cuando hay cerca hembras en celo. Pero no dejará de ser tu perro o gato.

¿Deben criar las hembras al menos una vez?.
No hay ninguna investigación clínica que afirme que es necesario.

¿Podemos robarles su derecho a la libre reproducción?.
No actuemos hipócritamente, el propio ser humano evita la reproducción natural, a través de los anticonceptivos; de otra manera, cada mujer tendría un hijo por año.

¿Y si quiero un cachorrito de mi perro?.
Ningún cachorrito sustituirá a tu perro o gato, por muy hijo suyo que sea. No traigas más vidas al mundo si hay tantas en la calle y presta especial atención a la siguiente y última pregunta.

¿Qué hago con tantas crías?.
Querías un cachorrito de tu hembra, ¡pero nacieron siete!, ¿qué haces ahora? ¿darlas a personas de confianza? ¿quién te asegura que cuidarán de ellos durante toda su vida y no serán en el futuro un nuevo animal al que no quieren? Por otro lado, y si cada una de estas personas piensa que tiene tu mismo derecho a criar con tus cachorros ¿Sabes cuántos perros o gatos habrán dado lugar al cabo de 5 años? Pues alrededor de 236.684 animales.

La mayoría acabará en perreras, atropellados en la carretera, envenenados o mutilados. Piénsalo bien antes de hacer criar a tu hembra y si aún no tienes claro que hay que evitar nuevos nacimientos, visita el refugio de la protectora más cercana, encontrarás una pequeña parte de las miles de razones para no criar: Cientos de animales sin hogar y en peligro de sacrificio.



DDEVIDA · Defensa de los Derechos de la Vida Animal · Utrera · Sevilla logo cc Licencia Creative Commons